Galeria de fotos de enrique iglesias

Закрыть ... [X]

después de dos años sin pisar España, la mayor de los Iglesias Preysler regresó a nuestro país para inaugurar la navidad y conversar sobre sus padres y hermanos. 

Algo debe tener la Navidad, que ya está tan cerca, o bien la beatífica influencia de Vargas Llosa sobre el clan Preysler que hasta la mayor de las hijas de la musa de Porcelanosa rebosa amor y ganas de hablar. Una pizpireta, sonriente y charlatana Chábeli fue la que se encontró Corazón tve en Barcelona, en su segunda experiencia junto a Swarovski. El pasado jueves Chábeli estaba maravillada del modernísimo diseño del establecimiento que la firma joyera tiene en Portal de l’Ángel y que la traía como madrina para encender un árbol navideño de 20 metros. 

Corazón Bienvenida a España. ¿Cuánto hace que no pisaba su país?
Chabeli Desde hace dos años, vine para la boda de mi hermano Julio. Estuve 24 horas. Si es que mi marido… Pasan 24 horas y ya quiere estar con sus hijos. Con niños pequeños tienes poco tiempo para viajar, son muchas horas de vuelo y la niña tiene solo tres años, que aún no va al cole. Como madre no tengo mucho tiempo libre. Ya hemos estado en Filipinas, para que viese a su abuela y fueron 20 horas de vuelo. Cuando Sofía sea mayor viajaremos más.

C. Hoy estamos rodeados de joyas. ¿Cuál es la de más valor sentimental para usted?
C.h El primer anillo de compromiso que me regaló mi marido. Y unos pendientes. Me lo pongo, aunque tengo cuidado cuando voy por la calle. Me lo pongo cuando tenemos una cena importante, por ejemplo. No me gusta usarlo todos los días y mira que hay gente que hasta se lo pone con el bañador. 

C. Su madre acaba de regresar con su nueva pareja de Miami. ¿Qué le ha parecido Mario Vargas Llosa?
Ch. Es un señor encantador y simpatiquísimo. Fenomenal. Y lo más bonito es que él es supercariñoso con mi madre, es muy buena gente. A mi madre la veo muy feliz y hacía mucho tiempo que no la veía así. Los dos están muy contentos. 

C. ¿Les gusta que su madre esté con alguien de quien poder aprender tanto?
Ch. Sí, por supuesto; es igual que con Miguel, del que aprendía muchísimo. ¡Es como una enciclopedia!

C. Parece que se casarán en cuanto Mario obtenga el divorcio. ¿Cuenta con el beneplácito de todos sus hijos?
Ch. Sí, yo creo que sí, tenemos que darnos cuenta de que lo más importante es que mi madre sea feliz. La vida es corta para no estar feliz. Si los dos están enamorados, y él ha esperado tantos años para estar con mi madre, pues oye… 

C. Se ha dicho que Ana no lo estaba llevando bien estando tan reciente el fallecimiento de su padre.
Ch. Sí pero son pequeñas cosas que pasan normalmente. Ella es jovencita, ha estado siempre con su padre y su madre y es un gran cambio para ella. Para nosotros ya no, que hemos vivido muchas situaciones diferentes en la vida. Pero se dará cuenta, y se da cuenta, de que mi madre es feliz. Y lo que único que le importa a Ana, en el fondo, es que mi madre esté feliz. Como a cualquier hijo.

C. ¿Ha podido hablar de ello con su hermana?
Ch.
Sí, pero es una cosa que es normal. Su padre acaba de fallecer, todo el mundo pasa por un proceso. Hay que pasarlo, es natural.

C. Dice que Mario Vargas LLosa llevaba muchos años esperando a estar con Isabel. ¿Cree que siempre hubo ‘feeling’?
Ch. A él se le nota. Creo que sí lo hubo pero ahora es otra situación, se han encontrado en la vida y él ha cogido la sartén por el mango. Ha sido supervaliente.

C. ¿Le ha pedido su madre que hable bien de Mario?
Ch. Mi madre no me pide nada, sabe que sé hablar perfectamente (risas).

C. En una ocasión  dijo que su madre tenía mucho mérito porque sin ser artista había conseguido estar donde mucha gente deseaba. 
Ch. Sí, y gente de mucho talento y no llegan ahí. Mi madre tiene un mérito increíble y se ha sacrificado por eso también. Porque todo eso tiene un precio. 

C. Ahora el precio es estar todos los días presente en los medios, no solo en España. Por ejemplo, en Perú está siendo muy criticada por su relación con Mario.
Ch. No lo sabía. ¿La están criticando allí? Todo el mundo te va a criticar siempre. 

C. ¿Cuál es el último libro que ha leído de Mario Vargas Llosa?
Ch. Mmm… La verdad es que no he leído ningún libro de Mario. Soy honesta. 

C. ¿Ni por curiosidad?
Ch. No, pero ahora sí que lo voy a hacer. Es que yo leo en inglés. Ten en cuenta que llevo 30 años fuera.

C. Pero él es un Premio Nobel y también se traducen sus obras al inglés. 
Ch. Es que soy partidaria de leer en la lengua original; sin embargo, me voy a dedicar a leer un poquito sus libros y a conocer más su persona. 

C. El año pasado parte de la familia viajó a Miami por Navidad. ¿Dónde la celebrarán este?
Ch. A lo mejor al final vuelven. Venir aquí con los niños es más pesado; a ella le resulta más fácil moverse, así que a lo mejor aparece y me da una sorpresa. 

C. Este año cuentan con Mario, una persona nueva en la familia.
Ch.
Va a ser fantástica, mi madre está muy contenta, que es lo más importante, y Mario es una persona fantástica. Hay que adaptarse, la vida cambia. Lo más importante es que estemos reunidos y que la persona que está entrando en la vida de mi madre es una gran persona. Habiéndolo conocido me parece una persona seria, encantadora, inteligente y llena de vida, para la edad que tiene está muy, muy bien.

C. Si su madre viaja de nuevo este año a Miami, ¿la veremos en la cocina?
Ch. ¿Mi madre en la cocina? No, eso sí que no (risas). A mí, en cambio, me encanta la cocina. Cocino de todo, risottos, y en Navidad, solomillo. En Acción de Gracias hago el pavo con su relleno, sus vegetales… como los americanos. El que habéis visto en alguna foto, lo hice yo. Dorado y perfecto.

C. Si tuviera que apostar quién se casa primero, si será su madre, su hermana Ana o Enrique, ¿a quién elegiría?
Ch. No sé, ninguno de los tres por ahora, vamos a esperar un poquito. 

C. Su padre ha sacado nuevo disco, ‘México’. ¿Tiene mecha para rato?
Ch.
Sí, claro que sí. Estará en un escenario hasta que se muera. Mi padre es feliz haciendo lo que hace y lo disfruta. Como decía, la vida es muy corta y hay que hacer lo que a uno le guste. 

C. Hace unos meses su padre atravesó un delicado estado de salud.
Ch. Bueno, estuvo físicamente un poquito mal pero es que es un campeón, no para de viajar, de trabajar con la edad que tiene y se pega unas palizas impresionantes. Está mucho mejor.

C. ¿Ha recuperado la relación con él? Se dijo hace un tiempo que atravesaban un mal momento. Que estaban enfadados.
Ch.
Eso lo dijo la prensa, que se inventa tantas cosas… Si tuviéramos que poner un pleito cada vez que se inventa algo, estaríamos todos los días en los juzgados. 

C. ¿También es falsa la tensa relación entre Julio Iglesias y Enrique?
Ch.
No, no es que se lo hayan inventado, lo que pasa es que los dos, estando en el mismo medio la prensa también lo fomenta. Que le encantan esas cosas. En el fondo Enrique tiene una gran admiración por su padre y su padre por él. 

C. ¿Son entonces una familia unida?
Ch.
Claro, somos una familia unida en lo que se puede ser unidos. Ten en cuenta que cada uno está por su lado, no somos una familia normal en la que el padre es médico, la madre enfermera y se sientan a comer todos.

C. No se les ve juntos.
Ch. Nos vemos, pero no nos gusta hacernos fotos. Nos vemos en la intimidad. 

C. Y seguro que hasta tienen un grupo familiar de WhatsApp…
Ch.
¡Lo tenemos! Uno solo para todos y se habla de toda clase de cosas. 

C. ¿Fue en ese grupo donde Tamara reveló que se había planteado ser monja?
Ch.
Qué va. ¿Tú te lo crees? Es una época de su vida, pero aún es jovencita. Lo de monja, hasta que no lo vea, no me lo creo. Aunque debería decírtelo ella.

C. Los periodistas la echaríamos de menos.
Ch. Cierto, porque es tan divertida… ¡Es la alegría de la huerta!

C. Hoy Swarovski ilumina su gran árbol. ¿En casa quién lo pone?
Ch. ¡Me tengo que encargar yo de todo! Todos los años pongo el árbol de Navidad y a mí nadie me ayuda. Bueno, mi hija me ayuda pero a romper las bolas (risas).

C. ¿Cómo hace usted para aparentar diez o 15 años menos? ¿No le dan suficiente guerra sus hijos?
Ch. Eso es genética de mi madre, gracias a mi abuela. Es la piel. Pero sí, mis hijos sí me dan guerra. Alejandro, que tiene 13 años, es un teenager que cree que lo sabe todo y Sofía, con tres años, es un diablo. Se mete en todas partes y se tira por todas partes.

C. ¿Qué tal en la casa nueva? Hace poco más de un año que se trasladaron.
Ch. Sí, hace un año y medio. La casa es maravillosa, no hay comparación. La he decorado yo porque me encanta estar en casa; he hecho una obra impresionante. En casa soy feliz. 

C. De hecho, tenemos entendido que ahora ustede redecora casas. 
Ch. Me encanta, me divierte muchísimo porque lo que me gusta la decoración, los muebles, la arquitectura... Lo que hago es comprar una casa que está muy mal y la arreglo. Es algo que se ha convertido en un buen negocio en EE.UU. 

C. ¿Has sentido alguna punzada de orgullo cuando ahora en España la famosa es otra Chabelita? Me refiero a pensar algo como: “La primera fui yo”. 
Ch. Lo he oído. No es un nombre mío. El asunto es que mi abuelo materno llamaba Chábeli a mi madre y a ella no le gustaba. Mi padre lo oyó dijo «me encanta ese nombre» y cuando nací, empezó a llamarme a mí. 

C. ¿Por qué no vino al funeral de Miguel Boyer?
Ch. La verdad es que iba a venir con Enrique y él no pudo. Julio estaba en Italia. Fue todo muy rápido. Mi madre llamó y me dijo «lo vamos a enterrar ya». Fue tan rápido, no tenía a nadie con quién dejar a Sofía porque Cristian quería venir también… En este viaje ahora la he dejado con su padre. Si hubiésemos venido todos con Enrique hubiese sido más fácil.

C. Volver a Barcelona imagino que le trae recuerdos. ¿Verá a Ricardo Bofill?
Ch. Recuerdo que me movía en moto (risas). Y a Ricardo, no, no. Hace mucho que no nos vemos. No tenemos relación; quizá hablamos ¿una vez cada cuatro años? Pero eso no es tener relación.

C. ¿Recuerda cómo era usded en aquella época cuando se casó con Ricardo?
Ch. No muy cuerda. Tenía 20 años, ¿qué se espera de una chica de 20 años? Era muy niña, sin saber lo que quería en la vida y muy rebelde. 

C. Hubo galeria de fotos de enrique iglesias un momento en que se pensó que iba a ser la sustituta perfecta de su madre, pero de repente desapareció. ¿Echa aquella vida de menos? 
Ch. No la echo de menos. Me gusta mi vida familiar. A mí la fama y lo que son las cámaras, un ratito, pero no es lo mío. 

C. Pero sí ha llegado a presentar programas, particularmente en Miami.
Ch. Pero eso es la televisión, que es diferente. La fama es ser modelo, por ejemplo, y las cosas superficiales, un ratito, pero hay cosas mucho más interesantes en la vida. 

C. Dice que de joven era rebelde. ¿Le preocupa que su hijo saque su carácter?
Ch. Mi hijo es mejor que yo, mejor estudiante, mejor niño. Paso todas las tardes haciendo los deberes con él. Soy una madre gallina. 

C. ¿Tiene ya una novieta?
Ch. No, todavía es muy niño. Y menos mal. Que vaya despacio.

C. Cuéntenos, ¿cómo es su madre como abuela?
Ch. Muy buena, pero es muy joven para ser abuela. La palabra le horroriza. 

C. Ana y si se casa o no con Verdasco, Tamara que si es muy religiosa… ¿Cómo lleva que las hijas de Isabel estén siempre en los medios?
Ch. Bien, cada una tiene una vida diferente. Todos tenemos noticias, pero yo llevo una vida distinta, muy enfocada a mi casa y a mi familia. Fernando Verdascos es una monada de chico.

C. ¿Se casarán por fin Enrique y Anna Kournikova?
Ch. Llevan juntos casi 14 años y están muy bien. ¡Hoy en día la gente joven no se casa ni tiene hijos! De tanto en tanto sale que tienen una crisis pero no. Enrique es muy estable.

C. ¿Cuál es su canción favorita de su hermano?
Ch.
Quizá Bailando. Esa me encanta. Y mi hija se pasa el día con la música de ‘tío Quique’. Y la baila, ¿eh? Mis hijos están muy orgullosos de sus tíos.

C. ¿Hasta cuándo se queda en España?
Ch. Voy a estar unos días en Madrid. Veré a mi abuela, que tiene 92 años y hacía mucho que no la veía. Movilicé a toda la familia para cuidarla en Filipinas y ahora ya la tenemos aquí. Tengo que hacer un par de cosas de trabajo y luego me voy a Estados Unidos. Cuando sea vieja y me dejéis en paz, vengo a vivir aquí (risas). 

C. Un deseo para 2016 y qué borraría de 2015.
Ch.
Que haya mucha paz en el mundo y que cuidemos el medioambiente. Borraría todo lo que pasó mi familia con Miguel, pero son cosas que pasan. Así es la vida. 

¡Síguenos en Twitter: @corazon_czn!





ШОКИРУЮЩИЕ НОВОСТИ



Related News


Fotos da juliana paes gravida
Hijos de veronica castro fotos
Fotos de pedras de granito
Fotos de annabella sciorra
Fotos de elisabet alvares
Consejos para una sesion de fotos
Fotos de mary carmen
Fotos tontas para facebook