Fotos de las mujeres mas fuertes del mundo

Закрыть ... [X]

Los sicólogos han descubierto que, aunque los hombres se enamoran menos seguido que las mujeres. Cuando lo hacen se enamoran más pronto y más profundamente, y cuando rompen tardan más en olvidar. y mientras que una generación de mujeres, mas fuertes, les sabe hacer frente mejor a una ruptura, los investigadores dicen que al hombre de la nueva era, que empieza a apreciar las ventajas de una relación comprometida, se les hace mas difícil manejar sus sentimientos al término de una relación.
El siquiatra y consejero de pareja Eric Fleming dice “Que cuando hay problema en una relación. Para el cerebro de la mujer es muy evidente y tan obvio como un gran letrero luminoso. Sin embargo el hombre no tiene la menor idea de lo que va a dejar. Por lo tanto no está preparado.”
Es una cuestión del cerebro, el lado izquierdo es el lado que piensa, donde reside la lógica, la racionalidad. El lado derecho funciona con los sentimientos, emociones, intuiciones, expresiones. Por lo general el hombre está dominado por el lado izquierdo y la mujer por el lado derecho. Usualmente el cerebro izquierdo no se da cuenta de que el fin de una relación se acerca. No está apto para recibir vibraciones, ni descifrar sentimientos.
La mujer por lo general derechista del cerebro. Se comunica de modo diferente, y piensa que ha estado dándole a entender su infelicidad a su enamorado, con su actitud y sus mensajes, tan obvio para ella que no se explica porque no lo ha captado ni por asomo. Cuando la mujer ha tratado de resolver los problemas, y no lo logra, va acumulando resentimientos y tal ira que no resiste la relación ni un minuto más. Pero la mayoría de las veces él ni cuenta se había dado del problema. Hasta piensa que su relación era perfecta.
Así que cuando ellos llegan a tomar en serio un problema de pareja, la relación ya termino, definitivamente para ella. Y si una mujer decide terminar, ya no hay nada que la detenga … Las personas de cerebro derecho resisten mejor las separaciones porque están mas al tanto de sus emociones y las saben expresar. Las personas del cerebro izquierdo, sienten por igual el dolor, pero no lo expresan, y posteriormente lo almacenan. Hay hombres que viven presos de viejos amores muchos años después de terminar. La mujer es más expresiva emocionalmente y sabe ponerse de manera más sana a tono con sus emociones. La típica relación femenina ante una ruptura dolorosa es salir corriendo a casa de su mejor amiga y pasarse las siguientes semanas o meses hablando de ex, y sus sentimientos, con ella o con quien la quiera escuchar.
Mostrando el pesar y la tristeza, expulsamos el dolor y podemos recuperarnos rápidamente. Aunque ella vuelva loca a la gente que la escucha, es más saludable que la estrategia de los hombres. Ellos se guardan las cosas. Si quieren a su pareja, su reacción ante la ruptura, es llenar cada segundo con actividades, trabajos, deportes, amigos….y otras mujeres. Hacen todos menos encarar su dolor.
Dice el Dr. Fleming “no está bien visto que el hombre hable de su dolor y de su problema, ya que se siente débil cuando lo hace. Algunos sostienen conversaciones sustanciales con sus amigos. pero la mayoría no lo hace. El hombre es más independiente emocionalmente hablando y está acostumbrado a confiar en sí mismo y no está bien hasta que la vida les da un revés.
Es irónico, pero mientras más dolido esta el hombre más sale con mujeres de respuesta. No es que no le importe su ex, al contrario: usualmente el hombre no sabe expresar su dolor y si está saliendo con otra es porque le cuesta aceptar la ruptura. El Dr. Fleming explica que cuando la persona rompe con alguien que ama, a veces lo invade la sensación de que vale poco. La mujer tiende a reponerse probando su valentía intelectualmente. El hombre en especial es juerguista, se siente desesperado y desairado, se hace auto abusivo.
Los sistemas de apoyo mutuo de las mujeres, son mejores. Aceptamos y valoramos las expresiones emotivas, sabemos aconsejar y nos halaga que acudan a nosotras en busca de ayuda en tiempos difíciles.
El hombre no tiene la menor idea de cómo ayudar a un amigo. No les gusta hablar del tema porque abre sus viejas heridas. Al contrario las mujeres se apoyan en buenas amistades. Después de una ruptura los hombres por lo general hacen lo contrario.
El tiende a no frecuentar las parejas de amigos con quienes se reunía con su ex, y favorecen la compañía de solteros, evitando los amigos de su ex, porque le resulta doloroso enterarse de lo bien que le va a ella sin él. El resultado es que el hombre se siente solo y vive del pasado.
Los hombres saben esconder mejor los sentimientos, por eso parece mas fácil pretender que todo se acabo y que les va bien, pero en el fondo lo que han hecho es poner una curita, encima de una enorme herida. Las mujeres lucen mejor después de una ruptura, bajan de peso, rehacen su imagen, se vuelven independiente, mas fuertes y eso las hace mas atractivas y basta sentirse bien, para lucir bien, para que la vida social florezca.
Algo crucial para olvidar a la otra persona, es deshacerse de sus cosas, o por los menos apartar de la vista, lo que queda de la relación. Es parte del proceso de soltar amarras. Mientras que la mujer rompe fotos, quema cartas de amor. Los hombres no lo hacen.
Es muy común que el hombre siga fantaseando con la ex, incluso imaginando que le hace el amor cuando está con la otra esto indica que está buscando una nueva relación solo para enmascarar el dolor de la anterior. Después de una nueva ruptura tanto el hombre como la mujer deberán quererse más así mismo y sustituir el amor perdido por el amor propio… Si no te amas nunca podrás dar amor…

QUE HACER CUANDO SE PIERDE UN AMOR

Cuando uno de los miembros de la pareja reconoce que no puede amar al otro se rompe la relación. Rara veces ocurre que los dos estén de acuerdo a la hora de la ruptura. En la mayoría de las veces, uno de los dos se queda amando, mientras el otro se va.
La ruptura amorosa se puede considerar como un duelo parecido a cualquier otro. Pues se trata de una perdida, en este caso de un amor. Amar habiendo dejado de ser amado es uno de los sufrimientos humanos más dolorosos. La desesperación hace presa del amante, nada lo puede reconfortar . Nadie lo puede entender, porque la única persona que quizás podría entenderlo es la que ha causado el sufrimiento.
La ruptura puede producirse lentamente mientras la pareja están juntas, ya sea en el noviazgo o en la convivencia ..El amante se percata del distanciamiento, se esfuerza por renovar la relación, y aún guarda la esperanza de que el otro se acerque, sin embargo ya no es lo mismo, el otro ha cambiado. Tarde o temprano quien ha dejado de amar pedirá un tiempo, se alejara en silencio o pedirá el punto final de la relación.
Cuando este tipo de ruptura se produce dentro del matrimonio con hijos, es común que la pareja continúe juntas aunque sin amor, estableciendo un compromiso de esposos y padres. El mismo que inclusive puede ser funcional.. Son los divorcios emocionales, sin quiebre de la relación..El matrimonio se configura como el crisol de la depresión, donde uno ha dejado de amar hace mucho tiempo, y el otro niega el desamor.
La ruptura es más dolorosa cuando se produce inesperadamente, muchas veces la persona que ama está viviendo la intensidad de la relación, cuando el otro plantea la ruptura… Esta pone a prueba la madurez emocional del doliente. Las personas que recibieron apego seguro durante su infancia tienen más probabilidades de soportar las pérdidas, Viven las perdidas siguiendo las etapas normales del duelo: insensibilidad, anhelo, desesperación y aceptación.
La insoportable sensación de vacío, que conlleva la pérdida amorosa, es más intensas en las personas que han dependido completamente en el otro.
El dejar ir es insoportable cuando se vive la experiencia de un falso amor. Cuando se ha establecido un vinculo de dependencia. Cuando se ama plenamente se deja marchar, por que el amor exige la felicidad del otro sobre todas las cosas, y si uno no es parte de esa felicidad, entonces por la misma fuerza del amor, se acepta el derecho que tiene el otro de no amarme.
Las personas inmaduras manipularan para impedir la ruptura a través de dos recursos: Auto destruirse o la destrucción del otro. Las personalidades limítrofes son capaces de usar ambas: Amenazaran con suicidarse, se auto mutilaran o amenazaran de muerte al cónyuge o a quienes imaginan responsable de la ruptura. Todo ello con la esperanza de provocar sentimientos de culpa que obliguen el retorno. Las personalidades dependientes, recurrirán a la depresión o al consumo de alcohol.
La ruptura amorosa demuestra que el amor es un proceso de construcción conjunta entre dos extraños. En el ínterin de la construcción, los extraños se irán conociendo a través de permanentes des enmascaramientos. La convivencia obliga a tolerar y negociar cotidianamente, el amor establece la legitimación del otro sin condiciones y sin expectativas: A mayor madurez personal, mayor es la aceptación de la libertad de quien amo.
Amar requiere del reconocimiento de la libertad del amor de quien amo. Si quiere me ama y si quiere deja de amarme. El sentido de mi amor no es ser amado, sino amar aunque existe desde el inicio del vínculo la posibilidad de dejar de ser amado.

¿Cuál es la cura para la perdida amorosa?

Es vivir el proceso de duelo en soledad. Comprender que la esperanza y la depresión se turnaran para ocupar el vacío que dejo el amor, saber que a mayor intensidad del amor, más tardara el dolor en abandonarnos. Se debe dar lugar a la tristeza y la rabia. Tristeza por las ilusiones desperdiciadas, por las alegrías que no volverán. Rabia por el tiempo invertido, por la decepción. Es bueno dejarse abrigar por la soledad, para poder sumergirse en el océano del sufrimiento. No es bueno buscar una nueva relación sin haber cerrado la herida. Es bueno buscar un amigo silencioso que permita el refugio sin consejos inútiles. Tarde o temprano el dolor pasara y seguiremos viviendo.

El amor lastima cuando no hay autoestima

Las razones por las cuales una persona carece de autoestima son muchas. Un temperamento introvertido o la timidez pueden influir para que una persona construya una imagen de sí mismo que no esté de acuerdo con sus propias expectativas.
También las experiencias infantiles tienen importancia en la personalidad ya que las características del entorno familiar y la forma de relación con personas significativas pueden llegar a convencer a un sujeto de que su persona no tiene ningún valor.
Cuando alguien está convencido de esto, ese convencimiento llega hasta la última de sus células y se expresa en cada uno de sus actos.
El modo de caminar de una persona, el tono débil de su voz, su postura, su inseguridad, la falta de confianza en sí mismo, su carencia de convicciones, o su dificultad para defender su posición, si la tiene, revelan cómo se siente consigo mismo y lo poco que se valora a sí misma.
Estas personas suelen fracasar en el amor, en los grupos, en el estudio y también en el trabajo y tienden a identificarse con grupos marginales, o a relacionarse afectivamente con personas sádicas o comprometidas que las usan, por creer que son las únicas que los aceptarán sin condiciones.
Ninguna persona es perfecta, todos tenemos fallas y cometemos errores, y hasta los más inteligentes y sagaces se equivocan.
A todos nos sorprende ver a personas que carecen de los atributos físicos considerados deseables y que sin embargo son exitosas en sus estudios o trabajos y logran amar y ser amadas sin dificultades y casi sin proponérselo.
¿Qué hace que ellos puedan lograr lo que desean, sentirse bien y ser felices y otros no?
Principalmente es su propia actitud. No se comparan con los demás, se agradan a sí mismos, se convencen de ser únicos, se aceptan como son, y pueden adoptan una conducta que hace que los demás piensen lo mismo.
Son personas que se atreven a sentirse seguras, que no tienen miedo de fracasar, que pueden reírse de sí mismos y que poseen una gran tolerancia a la frustración.
Comenzar a aceptarse a uno mismo tal como uno es, es el primer paso, porque no hay un modelo de personalidad exitosa que tenga que ser imitado para ser valorado. El secreto es ser quien uno es, nada más ni nada menos que uno mismo.
Para amar a alguien hay que entregarse y tener confianza. Amar no significa aferrarse, el verdadero amor deja al otro en libertad y no se convierte en su carcelero.
No debemos fomentar relaciones con gente que puedan llegar a manipularnos. No podemos permitirnos perder el dominio de nosotros mismos vinculándonos con personas posesivas, capaces de mentir o que pretenden usarnos como objetos.
Cualquier persona se da cuenta cómo es el otro ni bien tiene la oportunidad de estar frente a él. Tenemos que aprender a elegir en el amor, y la primera condición debería ser alguien en quien podamos confiar.
Los celosos son inseguros e imaginan rivales que no existen hasta que de pronto, de tanto pensar en esa posibilidad, sus parejas se cansan de las frecuentes peleas y confrontaciones y de los cuestionamientos infundados y los abandonan.
Un mayor autoconocimiento nos ayuda a lograr una identidad más firme.
En la adolescencia, el problema más importante es la búsqueda de la identidad y del si mismo; y es imposible relacionarse adecuadamente con una pareja si aún no hemos decidido quien queremos ser.
La identidad se logra a través de sucesivas identificaciones con personas significativas, en forma selectiva. Adoptamos un conjunto de pautas de comportamiento que nos agradan de distintas personas y de acuerdo a nuestros temperamentos, los imitamos, conformando de esa manera una identidad única e irrepetible.
Lo más importante para el logro de una identidad firme es el compromiso con una postura personal coherente, y la coherencia interna es el primer paso para lograr el respeto y el aprecio por uno mismo.
Porque aprender a quererse y respetarse es el primer paso para la relación de pareja.

Autoestima

La autoestima es un sentimiento que el individuo tiene de sí mismo es la valoración que el individuo hace de lo que es el. Cuando esa valoración es positiva hablamos de Auto estima alta. Si por el contrario esa valoración es negativa estamos entonces ante una autoestima. Las personas con autoestima baja tienden a tener dificultades para establecer relaciones de parejas estables….Siempre asumen que el otro no les está dando el amor que ellos mismos no se pueden dar y por lo tanto esto dificulta la relación.

La autoestima baja

Amate a ti mismo y veras que el amor que le das a los demás es un amor de calidad.
Todos tenemos en nuestro interior sentimientos no resueltos. Estos cuando les damos cabida en nuestras vidas se convierten en enojos. Y con el tiempo volvemos ese enojo contra nosotros mismos, dando un puntapié inicial a la depresión. Esos sentimientos pueden asumir muchas formas: Odiarnos a nosotros mismos, ataques de ansiedad, cambios de humor, culpas, reacciones exageradas, hipersensibilidad, encontrar el lado negativo en una situación positiva, o sentirse impotente y autodestructivo. Esos sentimientos son toxicas para nuestro organismo.
Comprender la influencia de nuestro medio familiar en nosotros y aceptarla sin condenar nos permite liberarnos y disfrutar de la vida. Creer en nosotros mismos es el primer trabajo para realizar. Creer que uno esta ante que el logro. Si uno no cree en uno mismo nadie lo hará.
La autoestima baja es un sentimiento de des valoración que el individuo tiene de sí mismo. No tiene plena confianza en sus propias posibilidades. Bien sea por su propia experiencia que así lo ha hecho sentir, o por los mensajes recibidos de las personas importantes en su vida.
Los mensajes que recibimos desde pequeño se hacen carne. Nuestro si mismo se va conformando por las cosas que los demás dicen de mí mismo. A si como por lo que yo pienso del concepto que los demás tienen de mi. Y lo que en realidad yo creo que soy.
Quien padece baja autoestima suele desarrollar un falso ser quien lo protege de su propia realidad. Al sentirse incapaz y desvalorizado empieza a encubrir lo que en realidad siente como estrategia. Esta máscara con la que se presenta al mundo tiende a tener diferentes formas, por lo que esta persona, reclama, demanda de manera insatisfecha un reconocimiento del otro.
Damos por sentado que el otro sabe lo que necesito y así se generan los malos entendidos en relación con las personas significativas. Se evitarían muchos sufrimientos si en vez de suponer pudiésemos preguntar y hablar, pero se teme a la respuesta. Y por miedo a no ser querido nos sometemos a las más terribles de las soledades: la soledad estando acompañados. Entonces encubrimos nuestra angustia y nuestro ser desvalido con la máscara de autosuficiente, de fuerte, de inteligente, de fracasado, de violento, de insaciable.
Cuando logramos conectarnos con nuestras propias fortalezas, aplastadas con un cumulo de máscaras y mandatos, atravesamos el miedo de enfrentarnos con nuestros propios deseos y empezamos a conducirnos de manera diferente. No peleamos mas con nosotros mismos, nos animamos a cuestionar mandatos y creencias, nos arrancamos las mascaras y empezamos la sanación





ШОКИРУЮЩИЕ НОВОСТИ



Related News


Fotos de saltillo coahuila antiguo
Fotos de bulimicas y anorexicas
Disfraces para mujeres originales fotos
Convertir fotos en caricaturas gratis online
Fazer efeitos especiais em fotos